Pilar nació el 22 de agosto de 1952.

Comenzó su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios (actual Escuela de Arte de Zaragoza), la cual compaginaba con su trabajo en el taller de Olga Rubio y Jesús Moreno, también en Zaragoza.

Bajo la supervisión de artistas grabadores, Pilar ha realizado cursos de especialización en distintas técnicas litográficas aplicadas al grabado, como la manera negra, el aguafuerte, la aguatinta o el barniz blando.

Desde 1991 se sumergió en el aprendizaje de técnicas modernas de litografía: impresión litográfica indirecta, offset, serigrafía, así como de otras técnicas relacionadas con los procesos digitales de la fotografía y de la imagen vectorial, el diseño gráfico, el tratamiento de imagen y la encuadernación.

Tras haberse dedicado a la docencia en la rama de Artes Gráficas entre 1991 y 2018, Pilar disfruta actualmente de su jubilación trabajando en su taller en el barrio de Las Fuentes de Zaragoza, y está abierta a realizar colaboraciones y encargos.

 Trayectoria profesional

Pilar siempre se ha considerado una artesana con una gran inquietud de artista. Su forma de trabajar es a veces metódica, a veces reflexiva, aspirando siempre a producir un trabajo de la máxima calidad.

Se interesó desde su infancia por las distintas disciplinas del modelado, la cerámica, el dibujo y la pintura, actividades que nunca ha dejado de practicar. El verdadero inicio de su andadura artística tuvo lugar en los años 60, el día en que comenzó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza, donde pudo descubrir todo el abanico de conocimientos y posibilidades que le brindaba el mundo del arte.

A pesar de que en la década de los 70 tuvo que interrumpir sus estudios por motivos personales, Pilar los retomó algunos años después, teniendo ocasión de descubrir el grabado a través de las enseñanzas del profesor Pascual Blanco, especialmente a través de la calcografía y de la punta seca.
Desde ese momento, y fascinada por el grabado, siempre ha intentado profundizar sus conocimientos en esta disciplina, asistiendo entre 1989 y 2018 a numerosos cursos impartidos por renombrados artistas internacionales del grabado, como por ejemplo:

  • Pascual Blanco (España)
  • Walter Dohmen (Alemania)
  • Valentín Kovatchev (Bulgaria)
  • Julio Zachrisson (Panamá)
  • Silvia Pagliano (Argentina)
  • Nemesio Mata (España)
  • María Soledad Navarro (España)

Aunque fue consciente desde el principio de que el mundo del arte, el cual apenas conocía, era tan vasto que nunca podría abarcarlo entero, Pilar no dudó un solo momento a la hora de introducirse en él, ya que necesitaba comprenderlo para poder aplicar y desarrollar su creatividad.

A partir de 1990, Pilar comenzó a introducirse en el mundo de las Artes Gráficas, formándose tanto en disciplinas tradicionales (manuales), como contemporáneas (digitales), así como en técnicas de fotografía convencional y digital, incluyendo el manejo de los programas relacionados, como Photoshop, Illustrator, etc. También colaboró con el Aula Taller Salamandra, acudiendo allí a grabar y realizando maquetación para catálogos.

Gracias a sus extensos conocimientos en diversas técnicas artísticas, Pilar comenzó, en el año 1991, a dar clases de composición manual y serigrafía en el centro de adultos Gómez Lafuente de Zaragoza, donde permaneció hasta junio de 1996. A partir de septiembre de ese mismo año, empezó a dar clases de Artes Gráficas en el instituto Pilar Lorengar, también en Zaragoza, donde fue profesora hasta su jubilación en septiembre de 2018.

Tras jubilarse, Pilar volvió a su primer amor: las disciplinas artísticas tradicionales, complementándolas con técnicas de creación artística y pintura digital, usando programas como Procreate, SketchBook, Autodesk SketchBook y la suite Adobe, entre otros.

Actualmente, Pilar pasa la mayor parte de su tiempo trabajando en su taller en el barrio de Las Fuentes de Zaragoza, donde compagina proyectos personales con colaboraciones y encargos.

Pilar Pérez Amela

Pilar Pérez Amela